¿Por qué estudiar teología?

Estudiar teología es conocer a Dios de una manera profunda y trascendental que va más allá de toda razón y lógica humana. Y para lograrlo, requerimos de la imprescindible asistencia de la Tercera Persona de la Trinidad, el Espíritu Santo.

Solo el hecho de leer la Biblia no garantiza que la podamos entender

Las Sagradas Escrituras están llena de enseñanzas abstractas que despiertan el deseo de conocer los grandes misterios sobre los divinos mensajes de Dios, revelados a través del Espíritu Santo. Los misterios de la Biblia encierran mensajes que requieren cuidadosos estudios. Estudiar teología es conocer a Dios de una manera profunda y trascendental que va más allá de toda razón y lógica humana. Y para lograrlo, requerimos de la imprescindible asistencia de la Tercera Persona de la Trinidad, el Espíritu Santo. Por tal razón, el apóstol Pablo una vez dijo: "Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios" (1 Corintios 2:9-10 RV1960).

Esa es la misión del Espíritu Santo, escudriñar "lo profundo de Dios" para luego revelarnos los grandes misterios respecto a la grandeza de nuestro Padre celestial. ¿Cómo podríamos comprender las enseñanzas del Espíritu Santo si no estamos dispuestos a estudiar con diligencia y profundidad la Palabra de Dios?

La teología y los estudios bíblicos son dos de las actividades intelectuales más antiguas y también dos de las más relevantes para la cristiandad mundial. Es por ello que, existe una estrecha interacción entre las dos áreas temáticas, al considerar la profunda influencia que las Escrituras han tenido en la civilización mundial.

Estudio de la Teología

La Palabra de Dios nos asegura que: "Mi pueblo perece por falta de conocimiento; y como tú rechazaste el conocimiento, yo te rechazaré a ti de mi sacerdocio; por haber olvidado la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos" (Oseas 4:6). La falta de conocimiento sobre los temas teológicos de la Biblia es lo que ha conllevado a miles a caer en errores doctrinales. La desconexión entre la teología y la iglesia y entre la teología y el cristiano, ha tenido resultados desastrosos. Basta con mirar el nivel de conocimiento teológico entre muchos cristianos profesantes para saber que algo anda mal. Cuando millones de personas a nivel mundial comienzan a cuestionar los juicios de Dios, y por ende, juzgan a Dios como el responsable de las condiciones del mundo, es, simplemente, porque no conocen a Dios. Es por falta de conocimiento.

¿Qué realmente significa "teología"?

Que es teología

Para que los cristianos comiencen a comprender por qué la teología es necesaria y relevante, debemos entender lo que realmente significa "teología". La palabra teología viene del griego "theologia" (θεολογία) y se divide en dos partes, esto es "Teo" que significa "Dios", y "logía" que significa "ciencia o conocimiento". Literalmente, significa que la teología es el estudio relacionado con la ciencia de Dios.

El conocimiento de Dios es una línea divisoria entre creyentes y no creyentes. Las Escrituras caracterizan a los incrédulos como aquellos que no "conocen a Dios", aquellos que carecen de "conocimiento de Dios" (Os. 4: 1; 1 Cor. 1:21; Gál. 4: 8; 1 Tes. 4: 5; 2 Tes. 1: 8; Tito 1:16). En contraste, los cristianos, aquellos que conocen a Dios y que deben crecer en el conocimiento de Dios (Col. 1:10). Crecer en el conocimiento de Dios es producto de la teología.

En este sentido fundamental todos los cristianos están llamados a la teología. Si las Escrituras nos llaman a crecer en el conocimiento de Dios, entonces la búsqueda de este conocimiento, de teología, es un mandato divino para todos los que profesan servirle a Dios en sus respectivos llamados. Se convierte en un aspecto del discipulado cristiano, no negociable para el creyente.

Cuando empezamos a pensar en la teología ante todo como conocimiento de Dios, podemos comenzar a vislumbrar la verdad sobre la relevancia de la teología. Podemos comenzar a ver que hace toda la diferencia en el mundo para nuestras vidas. Podemos comenzar a ver cómo es relevante para todo lo que pensamos, decimos y hacemos como seguidores de nuestro amado Maestro Jesucristo.

Ver Temas de Estudio